Sobre Aceites

SOBRE ACEITES

Es difícil resumir mas de 2000 años de tradición olivarera desde su introducción por los fenicios en nuestra tierra.

La legislación de la Unión Europea (Reglamento CE 1019/2002)4 distingue únicamente cuatro categorías comerciales de aceite de oliva:

Aceite de oliva virgen extra: Este tipo de aceite es de máxima calidad, se obtiene directamente de aceitunas en buen estado únicamente por procedimientos mecánicos, con un sabor y olor intachables y libres de defectos, no pudiendo sobrepasar su grado de acidez los 0,8°, expresado en porcentaje de ácido oleico. La puntuación organoléptica, dada por un panel de cata cualificado, debe ser igual o superior a 6,5 puntos.

sobre-aceites

Existen 3 subtipos:

Monovarietal: Obtenido a partir de una sola variedad de aceituna.

Coupage: Producido a partir de diversas variedades.

Denominación de Origen (D.O.): es un órgano independiente que vela por la calidad y otorga la D.O. a aquellos zumos que superan las exigencias de su órgano reptor.

Aceite de oliva virgen: Este aceite sigue los mismos parámetros de calidad que el aceite de oliva extra, en cuanto a los métodos de obtención. La diferencia es que no puede superar los 2° de acidez, y que la puntuación obtenida por un panel de cata cualificado debe ser igual o superior a 5,5 puntos. En otras palabras, los defectos deben ser prácticamente imperceptibles para el consumidor.

Aceite de oliva: Es una mezcla de aceite de oliva refinado, que es el obtenido a partir del refinado de los aceites defectuosos, que no han alcanzado los parámetros de calidad anteriormente citados y de aceite de oliva virgen o virgen extra (entre un 10% y un 20%). Como observaremos, ha perdido la palabra ‘virgen’. Ello es debido a que en el proceso de elaboración del aceite refinado se utilizan otros procesos químicos o térmicos de limpieza de aromas, sabores y colores. El grado de acidez de este aceite de oliva no puede ser superior a 1,5°.

Aceite de orujo de oliva: Este tipo de aceite es el resultado del refinado de la masa sobrante, por medios químicos, de los orujos o morcas, procedentes de la molturación de la aceituna. La grasa vegetal obtenida se mezcla con una determinada proporción de aceite de oliva virgen, y la graduación final obtenida, en ácidos oleicos, no será superior a 1,5°.

centro-salud

SALUD

El Aceite de Oliva Virgen Extra, según la opinión generalizada de los mejores especialistas en nutrición, aporta al organismo una serie de ventajas que serían muy largas de enumerar pero entre las que cabe destacar las siguientes:

  • Principalmente, está demostrado que reduce el colesterol ‘malo’ (el LDL), y aumenta el colesterol ‘bueno’ (el HDL), al contrario que otros aceites, lo que reduce significativamente el riesgo de infarto y otras enfermedades coronarias.
  • El consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra da lugar a una composición de membrana celular con mayor capacidad de defensa frente a la oxidación, por su alto contenido en vitamina E, lo que ayuda a prevenir la arteriosclerosis, el cáncer y el envejecimiento.
  • En la digestión, hace más lento el vaciado del estómago, lo que produce una sensación de saciedad que ayuda a comer menos; además, colabora en la cicatrización de las úlceras gástricas y duodenales.
  • Por su parecido en cuanto a contenido graso a la leche materna, es el aceite más recomendable para hacer purés y papillas infantiles. Además, estimula el crecimiento óseo y favorece la absorción de calcio y la mineralización de los huesos.
  • Como recomendación última e importante, aconsejamos incluir en el desayuno el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra; como dicen los expertos, el desayuno ideal estaría compuesto de zumo de naranja natural, café con leche y una rebanada de pan con Aceite de Oliva Virgen Extra.
ACEPTAR